Enseñarles a hablar en público

 In Educación familiar, Educación infantil, Educación primaria, Educación Secundaria

Estos días he tenido que hablar en público en diferentes eventos, y me he percatado de algo: no estoy preparada.

Supongo que esto no es nada nuevo. Todos habréis tenido la misma sensación si os habéis tenido que enfrentar a un reto así, o si os imagináis frente a un auditorio. El miedo, los nervios, la falta de autocontrol… nos juegan malas pasadas cuando nos enfrentamos a este reto.

Por ello, hoy quería hablar de la importancia de enseñarles a hablar en público y de algunos consejos que podemos llevar a la práctica en este sentido.

Ventajas de saber hablar en público

La lista de las ventajas con las que contamos cuando aprendemos a hablar en público puede hacerse larguísima, aquí tenéis un ejemplo de aquellas que son más directas:

– Aumento de la capacidad de comunicación y del uso del lenguaje oral.
– Facilidad para expresar sentimientos y emociones.
– Aumento de la capacidad para trabajar en equipo.
– Mejora de las relaciones sociales
– Disminución de futuros conflictos, al tener más facilidad para comunicarnos, expresar los que sentimos…
– Pérdida del miedo al ridículo, lo que nos permite estar dispuestos a probar nuevas experiencias.
– Mejora de las habilidades sociales.

Consejos para aprender a hablar en público

1.- En el colegio o en casa, plantea actividades que supongan hablar ante el resto de compañeros. Sí, esto ya lo hacemos en primaria, pero es cierto que conforme se avanza a la E.S.O. y Bachiller, perdemos la costumbre de plantear este tipo de actividades.
Presentar nuestros trabajos al resto de compañeros nos hará perder el miedo a equivocarnos y nos acostumbraremos a esos nervios normales que todos tenemos antes de hablar en público sin que éstos tomen el control de lo que hacemos o decimos.
Además, no sólo tenemos que usar nuestros trabajos para contárselos a los demás: monólogos, obras de teatro, cuentos…
2.- Practicas técnicas de relajación o respiración que nos ayuden a tranquilizarnos antes de nuestra exposición. Así, les dotaremos de recursos a utilizar antes de enfrentarse a un auditorio. 
3.- Realizar actividades teatrales y de actuación nos ayudará a tener mayor capacidad para transmitir de manera eficaz el mensaje que buscamos, además de incorporar técnicas teatrales a nuestra capacidad de oratoria, lo que hará que nuestras presentaciones sean más significativas para nuestro público.
4.- Realizar actividades que nos permitan entrenar la escucha activa, así como debatir, respetar turnos.
5.- Aprender sobre oratoria, storytelling… hagamos que cada cosa que contemos se convierta en una historia que capte la atención del público.
6.- Hacer actividades que nos hagan entrenar nuestras habilidades lingüísticas: escribir, leer… nos permitirá adquirir más vocabulario.
Y sobre todo…
7.- Hacer que pierdan al miedo a equivocarse: confiar en uno mismo es una base muy importante para enfrentarnos a un auditorio. Perder el miedo al error y entender el fracaso como una nueva forma de aprender, hará que salgamos más seguros y contemos nuestra historia sin miedo a perder.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search