La importancia de la educación infantil

Esta vez me gustaría realizar una reflexión sobre la etapa educativa que más importante me parece en la vida escolar de los niños y niñas. Un momento de sus vidas en el que empiezan a descubrirse a sí mismos y al mundo y, que sin duda, supone su primer contacto con la educación formal: La educación infantil

Normalmente, la educación infantil es, además, la etapa donde más metedologías diferentes suelen implementarse. Se trata de una etapa en la que podemos dar más importancia al juego y al descubrimiento y en la que no estamos tan asfixiados con pruebas o exámenes (por ahora). Pero, ¿por qué me parece la etapa más importante?
Podemos comenzar con el argumento más evidente: es en esa etapa en la que se sientan los cimientos del sistema educativo. Pero para mí, se queda corto. En la etapa infantil, en general, se sientan los cimientos de toda una personalidad y, por supuesto, de toda una vida. Sí, está claro que aprendemos a lo largo de toda la vida y que podemos mejorar en toda ella, pero es en la etapa infantil cuando todo empieza a cobrar forma: lo que vivimos en nuestro ambiente nos hace comenzar a desarrollar nuestra personalidad y, además de la familia, el otro ambiente en el que los niños pasan más tiempo a esta edad suele ser la escuela. Por eso me parece tan importante.
No creo en la división de responsabilidades en la educación. Siempre me ha parecido que toda la sociedad tiene la responsabilidad de dar ejemplo y educar; no solo a los menores de edad, si no a el resto de personas. Todos influenciamos a las personas de las que nos rodeamos y esto incluye no solo a los más pequeños. Da igual nuestra edad, cada día aprendemos algo nuevo a través de nuestras vivencias. 
Sin embargo, está claro que durante su etapa infantil, los niños suelen pasar más tiempo o en la familia o en su centro educativo. Y está claro que la responsabilidad de ambos agentes se vuelve mayor que en etapas posteriores. A continuación, me gustaría hacer una pequeña enumeración de qué suele pasar en la etapa de 0 a 6 años para que, a mi modo de ver, sea tan importante:

Desarrollo psicológico

Como decíamos anteriormente, en esta etapa comienza a formarse la personalidad del niño. Empiezan a descubrirse a sí mismos. Esta etapa, aprendemos fundamentalmente a través de la imitación por lo que estar en un contexto que nos ofrezca situaciones de las que aprender será fundamental.
Aunque durante la etapa infantil se dan varios momentos en el desarrollo psicológico, es a través de esta donde empiezan a comprender un poco más el contexto, terminando por empezar a plantearse e intentar comprender las causas de lo que pasa a su alrededor. Es la etapa donde comienza la curiosidad y donde como adultos debemos responder a sus por qués. 

Desarrollo motor

Desde los movimientos reflejos que suele tener el recién nacido a las habilidades motrices que comenzamos a controlar a los 6 años, el desarrollo motor comienza a darse durante la edad infantil de los menores. Se trata de una época en la que los centros educativos estimulan la motricidad (fina y gruesa) para favorecer el desarrollo motor del niño. 
Poco a poco, durante esta etapa, aprenderán a andar, correr, saltar, pero también a manipular pequeños y grandes objetos. Lo que nos permitirá relacionarnos con nuestro entorno y, por supuesto, ser más autónomos.

Desarrollo de la comunicación

Desde que nacemos encontramos formas de comunicarnos. Pasamos por llorar para explicar que necesitamos algo, seguimos con gestos y, finalmente, desarrollamos el lenguaje. Es en esta etapa donde comenzamos con ese desarrollo. Desde los centros de educación infantil suele estimularse el desarrollo comunicativo y del lenguaje, ya que comenzamos a hablar y a mejorar nuestra pronunciación y ampliar vocabulario durante toda la etapa.

Socialización

Al charlar con familias, cuando hablan de los centros infantiles normalmente señalan lo importante que es para ellos que sus hijos estén con otros niños. Se trata de algo fundamental e importante en el desarrollo: cuanto antes comenzamos a socializar, antes vivimos ciertas experiencias que nos hacen aprender y trabajar nuestras habilidades sociales (aunque este es un proceso complicado que no terminamos de asimilar hasta que no llegamos a etapas posteriores). Los centros de educación infantil se convierten así en un buen lugar de socialización y aprendizaje en este aspecto.

El juego

El juego siempre ha sido y será una de las primeras formas que tenemos de descubrir nuestro entorno y aprender. Es a través del mismo donde experimentamos, entendemos el mundo que nos rodea e imitamos comportamientos que hemos visto y que nos hacen desarrollar nuestra personalidad y valores. 
En esta etapa, se da especial protagonismo al juego como herramienta educativa. Así, se promueven materiales que ayuden a los más pequeños a descubrir y experimentar, más allá de los juguetes clásicos que podemos encontrar en el ambiente familiar. Lo ideal es que los centros infantiles dispongan de materiales que estimulen el desarrollo de los niños mientras juegan. 
Por otro lado, no podemos dejar de lado las oportunidades de socialización que surgen a través del juego que suele darse en los centros educativos y que nos ayudan a desarrollar más nuestra personalidad.
Finalmente, algo que también debemos tener en cuenta es el desarrollo de su autonomía durante esta etapa. Poco a poco, conforme van desarrollándose en cuestiones motoras, del lenguaje, psicológicas o de socialización, van aprendiendo a realizar ciertas tareas por su cuenta. 
Está claro que en la etapa infantil pasan muchas cosas. Obviamente, acudir al centro infantil desde los 0 o los 3 años es decisión de las familias y ninguna opción tiene por qué ser mejor que otra. Muchas familias deciden iniciar la etapa en casa y estimular ellos mismos el desarrollo de sus hijos y, la verdad, lo hacen verdaderamente bien. 
El sentido de esta entrada era más reflexionar. Entender la importancia de los maestros y maestras de educación infantil, así como de los técnicos que cada día estimulan el crecimiento y desarrollo de la personalidad de nuestros hijos. Está claro que ha sido un resumen muy básico en cuanto a los cambios que suelen darse en esta etapa. Una pequeña pincelada de la que sin duda hablaremos largo y tendido más adelante, profundizando más en el tema.
Sin duda, se trata de la etapa donde la estimulación tiene un papel protagonista, ¿le damos al importancia que tiene?
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Posts recomendados

Deja un comentario