La importancia del juego en el desarrollo infantil

Parece que cada vez valoramos más que los niños y niñas sepan leer o escribir. Nos sentimos muy orgullosos cuando lo hacen antes de tiempo, pero no nos damos cuenta de que existen otras tareas que son más importantes que la lectoescritura a ciertas edades.
Durante la edad infantil la actividad que más capacidades puede desarrollar y de la que más aprendemos, es el juego. Jugar nos ayuda a ser creativos, comprender el mundo que nos rodea, mejorar capacidades motoras y psicomotrices, mejorar nuestras habilidades sociales… Se trata de una actividad que tomamos como “normal” en los pequeños y de la que jamás nos sentimos orgullosos, pero que en realidad educa a nuestros hijos tanto o más que cualquier otra actividad que puedan realizar.

Las ventajas del juego

Aunque ya hemos podido conocer algunas, aquí van algunas ventajas por las que debemos fomentar y dejar tiempo para que los más peques jueguen (y los no tan peques, también):
1.- Nos ayuda a conocernos a nosotros mismos: a través del juego somos capaces de vivir sentimientos, emociones y enfrentarnos a problemas que nos harán reflexionar, aprender y mejorar nuestra forma de ser e interactuar con lo que nos rodea.
2.- Mejoraremos nuestra psicomotricidad: Jugar fomentará nuestro movimiento, tanto a nivel de motricidad final como gruesa. Jugando mejoraremos nuestra capacidad psicomotriz, desde etapas muy tempranas hasta que somos más mayores.
3.- Entrenar habilidades sociales: al relacionarnos con los demás mientras jugamos, aprenderemos sobre mostrar nuestros sentimientos, empatía, escucha activa… habilidades que nos serán muy necesarias a lo largo de nuestra vida.
4.- Mejora de la capacidad creativa: seguro que más de una vez les habéis visto jugando y habéis pensado en la gran creatividad que tienen. Jugar entrena nuestra imaginación y capacidad creativa. La representación de espacios, personajes, o incluso nuevos juegos ayudarán a ser más creativos a los más pequeños.
5.- Nos ofrece un espacio ideal para trabajar hábitos y mejorar la comunicación familiar. Jugar con ellos se convertirá en un momento único para conocerles y ayudarles pero recuerda ¡ellos ponen las reglas!
Por otro lado, es importante saber que en cada etapa de la infancia, el juego va cambiando. Cada forma de juego tiene su utilidad y nos permite desarrollarnos como personas, por lo que es importante que los niños y niñas puedan vivir estas etapas, desarrollarse y disfrutar mientras aprenden.
Quería hacer esta reflexión para que la próxima vez que vuestros hijos e hijas jueguen, os sintáis orgullosos, porque estarán aprendiendo cosas que difícilmente aprenderían tan rápido de otra manera.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Posts recomendados

Deja un comentario