¡Mamá quiero leer!

 In Educación familiar

¡Mamá quiero leer! /¡Profe quiero leer!

¿Os han dicho alguna vez esto los peques? seguro que muchos decís que “ojalá”…

Pues es cuestión de conseguirlo.

Si, y no tiene por qué ser nada difícil. La mayoría de las veces, cuando los pequeños de la casa no leen, es culpa nuestra, de los mayores, aquellos que les regalamos libros y esperamos que les encante leer con un libro que ni siquiera ellos le han elegido. En realidad ha sido algo que nosotros mismos hemos sufrido de pequeños, pero que parece, se nos ha olvidado.

Vamos a una librería y buscamos un libro adecuado, un libro que en realidad nos gusta a nosotros y no a ellos, por lo que debemos empezar a cambiar el chip.

Los peques tienen intereses y seguro que no se parecen en nada a los nuestros. Yo ya os he ido contando en entradas anteriores como me fijé en lo que le interesaba a mi sobrino para regalarles libros. Y como pasaba con él casi todos los findes, veía los dibujos con él y jugaba con él, al final, en cuanto vi libros de “Gormiti” supe que tenía que regalárselo. Y efectivamente: se los leyó TODOS, los cinco, en dos días.
Y ahora los relee siempre que puede.

Sin embargo, dale otro libro cualquiera, de estos que regalamos a veces y que no nos leeríamos ni nosotros, verás si se esfuerza en pasar una página o no.

¡Pues ya está! ¡Hemos encontrado la clave! ¿Nos apetece a nosotros, los adultos, leer cualquier cosa? ¿O buscamos lo que nos interesa? Los niños funcionan exactamente igual.

Actualmente las cosas son distintas y por supuesto, existen muchísmas variedades de libros para regalar y que realmente les enganchan: batpat, el diario de greg, etc. Hay otros peques a los que les atrae más lo que sale en la tv: seguro que conocéis alguna niña enamoradísima de las Monster High y algún nene que sigue disfrutando con pokémon ¡Pues busquemos libros sobre ello!

Nos preguntéis “¿te gusta leer?” y no les digáis “¡Hay que leer!” … animadles a leer aquello que más les gusta. Enseñadles la variedad de libros que pueden encontrar, la cantidad de historias sobre sus temas favoritos que se están perdiendo.

En el caso de mi sobrino, por ejemplo, no tuve ni que enseñarle la historia que se estaba perdiendo, pero estoy segura que si le hubiese dicho “pues he visto un libro de Gormiti que cuenta otra historia que no sale en los dibujos… y si no lo lees nunca la sabrás” el mismo me hubiese pedido comprar el libro. Ahora, aplicad esto a cada cosa que les guste a los peques que os rodean.

En fin, esta ha sido una pequeña reflexión que quería dejar plasmada en el blog. Ya hemos hablado varias veces sobre lectura y di algunos consejos, pero creo que este es el básico, el principal, el decisivo. El que hará que un niño empiece a leer o decida encender la tv.

¿Y de dónde viene esta reflexión?
Pues como todas, de un acontecimiento cotidiano.

Conocí un peque al que le gusta el Atlético de Madrid, y aunque leía de vez en cuando algún libro, no le apetecía seguir leyendo la historia o se aburría con ella. Entonces, busqué y… como no, hay un libro del atlético de Madrid para niños.

En cuanto se lo dije, y le dije que debería leérselo, empezamos a hablar de otros libros. Entonces el dijo “no no, yo quiero leer el del atlético”… Fue un “mamá, quiero leer” en toda regla.

¿Qué tal si lo probáis vosotros?

Nosotros nos volvemos a ver el viernes, pero mientras tanto, podéis leer algunos artículos donde os recomiendan libros para niños, como éste. También podéis leer la entrada en la que hablábamos del tema.

¡Recordad: escoged temas que les gusten y leerán!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Recommended Posts
Comments
  • Charlotte D.
    Responder

    Muy interesante y muy cierto 😉 Saludos.

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search