Nuevas tecnologías y educación: Las nuevas competencias del pedagogo.

 In Pedagogía
Toca hablar de nuevo de pedagogía.
Y es que últimamente las cosas están cambiando. Bueno, en realidad llevan cambiando mucho tiempo y nosotros, los pedagogos, debemos adaptarnos a estos cambios. Digo pedagogos porque yo soy pedagoga, pero lo cierto es que todas las profesiones relacionadas con la educación deben cambiar con el mundo.
Actualmente, las nuevas tecnologías reinan en nuestro entorno, forman parte de nuestra e incluso nos sentimos incómodos si no podemos tener cerca nuestro móvil u ordenador. Además, cada vez encontramos más cursos mooc, cada vez crece más el mundo e-learning y cada vez encontramos más apps que podemos usar en los centros educativos y que nos ayudan a que los alumnos adquieran las competencias que nos marca el currículo. Por otro lado, también tenemos cada vez más elementos nuevos en el aula: pizarra digital, ordenadores, tablets…
Es decir: las nuevas tecnologías comienzan a adquirir protagonismo también en la educación.
Esta renovación conlleva que nosotros, los profesionales, también nos renovemos. Las competencias y los conocimientos que adquirimos a lo largo de nuestros estudios deben también contemplar este cambio. Surgen nuevas competencias que, en mi opinión, es necesario que el pedagogo tenga, no sólo para adaptarse a los cambios, sino para entrar en nuevos yacimientos de empleo que vienen acompañados de estos cambios.
No pretendo con todo esto decir que el pedagogo sólo debe aprender sobre nuevas tecnologías y educación, sin embargo, si que creo que las nuevas tecnologías serán las protagonistas del futuro de la educación y que además, bien usadas, pueden traernos muchas ventajas.
Por ello, me gustaría aportar mi granito de arena a este tema, apuntando las que para mí son las competencias básicas que debe tener un pedagogo en estos temas:
– Manejo de las nuevas tecnologías.
– Posibles aplicaciones de las TIC en los escenarios educativos “tradicionales”.
– Capacidad de análisis crítico de las TIC y de sus ventajas e inconvenientes en educación.
– Conocimiento de la web 2.0 así como de los recursos que se encuentran en ésta y que pueden ser importantes para la educación.
– Conocimiento y manejo de las redes sociales, siendo capaces de aplicar a la educación el uso de éstas (el uso de twitter o facebook en el aula es cada vez más común).
– Conocimiento de los videojuegos, sus posibilidades en el mundo de la educación.
– Diseño de materiales educativos para distintas plataformas.
– Capacidad para evaluar el material educativo que se encuentra en la red.
– Diseño y desarrollo de cursos on-line.
– Conocimiento de mooc así como de las distintas plataformas para llevarlo a cabo.
– Conocimiento y gestión de la plataforma Moodle. 
– Conocimiento del proceso de gaminificación en la educación.
– Conocimiento y manejo de herramientas que actualmente se usan en los centros educativos: wikispace, slideshare, blogger, nuevas iniciativas como Google Glases o Realidad Aumentada…
– Capacidad para mantenerse actualizados sobre estos temas, sabiendo dónde encontrar información, conociendo los principales canales de información relacionados.
– Capacidad para investigar en el campo de las TIC y la educación.
    Está claro que existirán muchísimas nuevas competencias de las que yo os ponga aquí, pero como decía, quería aportar mi pequeño grano de arena al tema. Es cierto que en mi caso, sí que tuvimos una asignatura en la que se nos enseñó algo sobre evaluación de materiales en la red, sin embargo, creo que quedó lejos de enseñarnos todo lo que yo presento aquí y que he aprendido por mi cuenta.
    Internet se está convirtiendo en un nuevo ecosistema educativo, donde creamos, reflexionamos y compartimos todo tipo de contenidos, por ello creo que el/la pedagogo/a debe conocer este ecositema, saber manejarse dentro de él, conocer las herramientas principales, así como ser capaces de ser críticos, de investigar y de renovarse continuamente en él.
    Ahora bien, si queréis una referencia más seria de las competencias (las mias son solo una reflexión personal que quería dejar plasmada en el blog) me parecen muy acertadas las competencias del máster en TIC: análisis y diseño de procesos, recursos y prácticas formativas, de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Salamanca:
    – Comprensión de la contingencia cultural contemporánea, como consecuencia del desarrollo científico tecnológico.
    – Análisis de las implicaciones de los procesos tecnológicos en la educación a nivel organizativo, curricular y social.
    – Conocimiento y valoración de las posibilidades educativas de los instrumentos videográficos, informáticos y telemáticos en situaciones escolares y en ámbitos de educación no formal.
    – Capacitación en el diseño, desarrollo y evaluación de materiales educativos de carácter tecnológico.
    – Promoción y capacitación para la integración curricular de los medios tecnológicos en diversas situaciones educativas, presenciales y on line.
    – Análisis de las posibilidades de las nuevas tecnologías de la información y comunicación en los procesos formativos y sus implicaciones en las estrategias de enseñanza-aprendizaje.
    – Identificación de estructuras, diseños, componentes y límites de plataformas para la formación no presencial.
    – Aplicación de criterios pedagógicos en el planteamiento de procesos formativos on line.
    – Adquisición de estrategias para la evaluación de proyectos y programas educativos basados en el empleo de las nuevas tecnologías.
    – Preparación para la investigación educativa en base al dominio de las técnicas de investigación básicas, tanto cuantitativas como cualitativas.
      Está claro que estamos hablando de las competencias de un máster, y que la formación de un pedagogo debe tener más competencias y no podemos suprimir las actuales por otras, pero sí que creo que debemos modernizar algunas competencias para aplicar alguna de las mencionadas anteriormente. Obviamente, luego cada persona se formará, a través de un máster y se especializará en la temática que más le guste, pero creo que tener unas competencias básicas en TIC es lo mínimo que se puede pedir. 
      En fin, espero que os haya gustado esta reflexión, repito: no se trata de que las nuevas tecnologías supriman otras competencias, sino de que en algunas asignaturas también aprendamos a aplicar las nuevas tecnologías a la educación, sé que en muchos casos puede parecer difícil, pero poco a poco tendremos que adaptarnos.
      “The Learning ecosystem” by SingTel & UniServity.