Preadolescencia: Claves básicas.

 In Educación, Educación Secundaria, Psicología
Llamamos preadolescencia a la etapa entre los 10-13/11-14 años. Se trata de una etapa algo complicada, es la antesala de la adolescencia, como su nombre bien indica, y se comienzan a presentar ya algunos “síntomas” de la etapa adolescente: las hormonas empiezan a jugar malas pasadas, hay cambios de comporamiento y actitudes, empiezan a alejarse un poco de la familia y a tomar cada vez como una referencia más importante al grupo de amigos…
En esta etapa, es el momento para, como padres, prepararnos para la adolescencia. Así, lo que yo recomiendo es:
1.- ESTABLECER MOMENTOS PARA LA COMUNICACIÓN FAMILIAR.
Si esto lo hacemos de manera indirecta, mejor que mejor. Algunos consejos pueden ser: comer/cenar todos juntos sin ver la tv, sentarnos mientras se hace la comida a charlar, aprovechar un programa que estamso viendo todos (o que los chicos/as están viendo) para compartir intereses y charlar en los espacios… Si hacemos bien este trabajo, lo agradeceremos a posteriori.
2.- COMPARTIR INTERESES.
Se acerca el momento álgido del desarrollo de su personalidad, así que es hora de, si no lo hemos hecho antes, empezar a compartir intereses en torno a alguna actividad. Así, tendremos la oportunidad de pasar tiempo juntos y tener otro espacio de comunicación. 
3.- DOCUMENTARSE.
Sí, en esta etapa debemos ser verdaderos investigadores. Recopilar información sobre la etapa y sobre lo que nos viene nos ayudará a manejar futuras situaciones a las que todo padre/madre de adolescente se enfrenta: hablar sobre sexo (que, si no está hecho a estar alturas, deberíais hacerlo o rehacerlo de forma más seria ahora), drogas, alcohol, cambios de humor, conflictos…
4.- LÍMITES Y NORMAS: 
En torno a éstos, deberemos, primero, tener en cuenta el cambio que representará en la esfera familiar su paso a la adolescencia. Entender que ahora necesitan más autonomía, tiempo para ellos mismos… pero sin perder de vista las responsabilidades: es hora de ponerse firmes, de cumplir todo y de fortalecer la estructura de límites que hemos ido creando a lo largo de su crecimiento.
5.- PRACTICAR LA ESCUCHA ACTIVA Y NO JUZGAR.
Eso se hace complicado y quizá en esta etapa todavía no le veáis el sentido, pero durante la preadolescencia y adolescencia, sólo nos contarán sus problemas o inquietudes si no reciben un sermón a cambio. Es una tarea muy complicada, pero debemos armarnos de paciencia y crear estrategias comunicativas que nos ayuden a escucharles y compartir nuestra opinión de manera pausada, sin juzgar ni alejarles. 
6.- TRABAJAR LA AUTOESTIMA.
Fortaleceremos su autoestima y atenderemos a los mensajes que nos lanza. Todos tenemos nuestros puntos débiles y fuertes, lo importante es aceptarse, mejorar en lo posible y no autocastigarse ni centrar nuestra vida en los puntos débiles que nos acompañan. Transmitir esto es difícil, pero seguro que, en vuestra investigación (número 3) os hacéis con materiales que os ayuden.
7.- RESPETA SU INTIMIDAD.
Déjales su espacio, ten en cuenta que ya no son nuestors “niños/as”, van camino de otra etapa y los cambios deben ir poco a poco, pero debemos dejar que se asienten.
Como consejo, el que siempre doy en el blog: predicad con el ejemplo. No dejéis que al final vuestros actos contradigan vuestros mensajes. Y, atended a los cambios que van teniendo, en caso de que creáis que un cambio es muy brusco o que algo va mal, podéis hablar con un profesional que os ayude. 
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search